Fotos National Geographic: la niña afgana

Nunca antes una foto había reflejado tan bien el antes y el después de una vida humana. Hace 17 años en la portada de la National Geographic apareció un primer plano de una niña afgana de ojos verdes y tez morena, vestida con un sari rojo. Aquella cara de niña ensombrecida por el horror de la guerra impactó al mundo, hasta el punto que se recibieron más de 2.000 cartas de lectores interesándose por la vida de Sharbat, la niña afgana que fue fotografiada por Steve McCurry en un campamento de refugiados afganos en Nasir Bagh, en Pakistán. Sus padres habían muerto durante los bombardeos de los soviéticos a Afganistán en 1985, y había tenido que huir junto a su Abuela y su Hermano.

Años después, McCurry comenzó la búsqueda de la niña de quien ni tan siquiera sabía el nombre. Con la ayuda del FBI, en el año 2002 la encontró. Sharbat Gula se casó poco después de aquella primera fotografía y tuvo cuatro hijos, uno de los cuales murió al nacer. En su rostro ya no había la misma mirada triste, sino una mirada de odio al mundo. Un rsotro duro curtido por la dureza del mundo que le ha tocado vivir, por el hambre, por la pobreza y por las continuas guerras en su país…

La portada de la National Geographic de ese año, el 2002, se ha convertido en la portada más vista en los 114 años de existencia de la revista.

Imprimir

46 comentarios

Comments RSS

  1. barbara dice:

    Deceo informacion

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top