El bombardeo de Dresden

13 de febrero de 1945. En los albores de la Segunda Guerra Mundial. El primer escuadrón de aviones formados por la Royal Air Force de Gran Bretaña y la Fuerza Aérea de los Estados Unidos llegaron hasta los límites de la ciudad de Dresden, en Alemania. Las sirenas empezaron a ulular por toda la ciudad. El gentío huía despavorido en busca de los refugios…

Pero pocos podían imaginar la crudeza de los ataques que estaban a punto de comenzar. Hasta 4 ataques consecutivos se realizaron sobre Dresden entre los días 13 y 15 de febrero de aquel año.

Aún hoy día se sigue debatiendo sobre la finalidad de aquel ataque, y muchos, incluso lo consideran un crimen de guerra. Alemania estaba prácticamente encerrada, con los soviéticos ya en territorio alemán después de haber atravesado el Oder, mientras los países aliados occidentales habían pasado el Rin. Los soviéticos preparaban ya el ataque final a Berlín, mientras ingleses y estadounidenses se centraban en conquistar la cuenca del Ruhr.

Hasta entonces la ciudad de Dresden era de las pocas que apenas había sufrido daño durante los intensos bombardeos de los últimos meses que se habían producido en ciudades alemanas. Pero militar y estratégicamente no parecía tan importante como para centrar su atención en ella, si bien en ella se producía la confluencia de varias líneas ferroviarias y de transporte que sólo utilizaban actualmente los que pretendían refugiarse en la Alemania Central y que ya, ni tan siquiera, era un obstáculo importante en el camino a Berlín.

Pero los aliados buscaban un escarmiento, algo que aterrorizara a los alemanes antes del gran golpe final. Y escogieron esta bella y monumental ciudad.

Para la historia quedará la destrucción y desolación que los aliados sembraron en Dresden como muestra de su eficiencia y su poderío ante una nación ya derrotada. Para la historia quedarán la fotografías que demuestran que cualquier guerra es un crimen tenga los motivos que tenga…

dresden2

Antes y después de Dresden

dresden3

Vista de Dresden

Dresden

Tags:

Imprimir

28 comentarios

Comments RSS

  1. Teodoro Fernández dice:

    Los alemanes habían destruído miles de ciudades y pueblos por toda Europa, y, sobre todo, en Rusia. Eran culpables de 55 millones de muertos de la forma más atroz. Y, ahora, porque se les aplica su misma ley, ponéis el grito en el cielo. ¡CUANTA HIPOCRSÍA HAY EN EL MUNDO!

  2. Dalia Parra dice:

    Estoy Feliz de poder conocer Dresden. Admiro los ciudadanos Alemanes.

  3. Alberto dice:

    Teodoro, ¿qué ley se aplica a los alemanes?
    Y ten en cuenta que estos alemanes de hoy
    no son en absoluto responsables de lo que
    hicieron los nazis.
    Yo pienso que Hitler y Stalin, Stalin y Hitler,
    han sido los dos mayores criminales de la
    Humanidad.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top