Sakura, bellos cerezos en flor en Japón

Cerezos en flor

¡Que inmenso placer para los sentidos ha de ser visitar Japón en primavera!. Allí el espectáculo de colores que resurge cada año cuando florecen los cerezos se convierte en un precioso regalo de la naturaleza, un regalo que enciende miradas y exalta emociones. Y los japoneses lo saben bien pues aprovechan entonces para pasar el día, bien en picnis o asistiendo a festivales de celebración por la llegada del buen tiempo (como el conocido como Ume Matsuri o Festival del Cerezo), bajo su sombra festejando así la llega de la estación de las flores. Por cierto, los japoneses conocen a esta bella flor como Sakura.

Cuentan que fue un antiguo emperador japonés del siglo IX quien convirtió lo de comer bajos los cerezos en su días de mayor esplendor colorista en norma. Claro que por aquel entonces eran sólo aquellos que integraban la corte imperial quienes disfrutaban de tal placer impuesto. Hoy en día es una tradición popular profundamente arraigada y que se lleva a cabo prácticamente como un ritual inexcusable.

Además, hay que tener en cuenta que la vida de esta hermosa flor llamada Sakura es muy corta, bastan unos días para que pierda su exultante aspecto. Así, no se puede esperar, no, una vez que esos días han pasado no no queda más remedio que rogar para que la primavera retorne de nuevo el año próximo…

Caminos de Sakura

Cualquier rincón, cualquier camino, se torna maravilloso.

Flores Sakura en Japon

La magia entonces parece impregnar cualquier paisaje, incluso el aire que se respira.

Bella Sakura

¿No te parece?… Viajaría, si pudiera, a Japón cada año para poder disfrutar de su impactante colorido.

flores de cerezo en japon

(Foto Vía: bowmansinoki.blogspot.com)

sakura flores de cerezo en japon

(Foto Vía: joyfulabby.blogspot.com)

Tags: , ,

Imprimir

27 comentarios

Comments RSS

  1. bayardo briceño dice:

    bellos como tu alma. gracias.

  2. Vanessa dice:

    Vivi en Japon hace diez años, estuve dos años y fue impresionante ver las flores Sakura, simplemente es algo hermoso hecho por Dios, me encantan y la tradicion es muy bonita, recuerdo q me invito una japonesa y no sabia que habia llegar algo para compartir… me senti algo apenada pero ellas eran muy buenas compañeras de trabajo y muy chistosas. Quisiera algun dia volver, pero solo a pasear ja ja

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top