Fotos de trenes antiguos

tren antiguo

Supongo que por algún que otro post ya habréis captado mi eterna pasión por los trenes. Tanto es así que también tengo mi propio blog dedicado a los viajes en tren, donde cuento de recorridos que me parecen especiales, de curiosidades, de esos trenes con encanto que se han hecho famoso por la época en que aparecieron, como el Orient Express o el Transiberiano. Incluso aquí me habéis acompañado a pasear, en fotos, en este mismo blog, por las estaciones de tren más bonitas del mundo.

Hoy me gustaría que me acompañarais a un viaje en tren, sí, pero por el tiempo. Nos remontaremos a muchos años atrás, a cuando nuestros cuerpos se movían al ritmo incesante de sus bielas, a cuando los vagones eran tirados por locomotoras humeantes, a cuando habíamos de viajar en compartimentos de 6/8 personas, en lugar de vagones abiertos y sin separaciones como hay ahora.

Hoy me gustaría que cerrarais los ojos por un momento; que aspirarais el aroma de una antigua estación y lo llevarais muy adentro vuestra. Oid el silbato del jefe de estación, su grito de “pasajeros al tren”. Visualizad la bandera roja ondeando y dando la salida, y escuchad el primer silbido de la locomotora. Hoy, en estos momentos, mientras abrís los ojos, comienza nuestra viaje de muchos años…

tren antiguo

Muchos pensaréis que el ferrocarril se lo debemos a la Revolución Industrial del siglo XIX. Sin embargo, el transporte sobre vías ya se hacía desde el siglo XVI, cuando se usaban esos medios para llegar hasta las minas y cargar materiales. En ese tiempo, eran los propios humanos o los caballos los que tiraban de aquellas vagonetas.

tren antiguo

Fue la entrada del siglo XIX la que nos trajo el primer ferrocarril, en Inglaterra. Corría el año 1804 cuando la South Wales se convirtió en la primera locomotora del mundo, creada por Richard Trevithick. Su fantástica velocidad era de ¡8 km/h.!

tren antiguo

Sin embargo, fue en 1829, cuando el mundo ferroviario vivió su auténtico boom con la invención y presentación de la locomotora Rocket de Stephenson. En su presentación, esta locomotora casi dobló la velocidad de todas las existentes, con 47 km/h. de velocidad máxima y llevando además una carga de 20 toneladas. Ese año comenzó a cubrir la línea Manchester-Liverpool. Se convirtió , así, en la primera locomotora a vapor del mundo.

tren antiguo

En España, o mejor dicho, en territorio español (colonial), hubimos de esperar hasta el año 1837, y se inauguró en Cuba. Fue nuestro primer ferrocarril, aunque ciertamente, dentro de España, el primero de todos cubrió la línea Barcelona-Mataró en el año 1848.

Mucho ha cambiado desde entonces la fisonomía del ferrocarril. Se dejó atrás el vapor; se olvidaron los vagones de madera, trenes míticos de mitad del siglo XX como el Orient Express han quedado un poco olvidados, pero por contra, los viajes son cada vez más frecuentes y rápidos gracias a la Alta velocidad.

Sin embargo, siento reconocer que el auténtico encanto del tren, aquel que lo llevó a cruzar grandes estepas en Siberia, o cruzar áridos desierto desde la Costa Atlántica a la Pacífica en EEUU han quedado atrás…

.. y yo, siento el no poder abrir mi ventanilla del tren, asomar la cabeza y dejar que sea el viento el que me golpee la cara y me haga sentir la mágica fuerza del tren…

Tags:

Imprimir

33 comentarios

Trackback  •  Comments RSS

  1. luis dice:

    que maravillosos trenes, verdaderamente geniales esas tremenda moles a bapos, son joyas inmortales

  2. roberto dice:

    Alguien sabe que tipo de trenes circulaban en Chile – de Santiago a Antofagasta – y de Antofagasta a Calama – en 1971?
    Dónde se podrían encontrar fotos?
    Se agradecerá mucho cualquier respuesta!

  3. Lourdes Veliz dice:

    Realmente no se por que me siento atraida por los trenes, creo que fueron uno de los grandes logros de la Revolucion Industrial , esa Revolucion que cambio al mundo, en los pueblos pequenos el paso del tren era todo un acontecimiento, los ninos corrian a saludar, en la casa se sabia la hora sin mirar el reloj,las personas que vivian cerca de una estacion de trenes se sentian orgullosos y se sentian duenos de una maquina tan poderosa, los que trabajaban en una compania de trenes, mas que empleados, sentian que pertenecian a una religion especial estaban comprometidos con ella y empezar cada jornada de trabajo, era empezar un rito religioso por el que sentian el mas absoluto respeto. Me gustan las antiguas terminales de New York, Chicago, Detoit etc. Lourdes

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top