Paseos por el cielo, fotos de paisajes

Faro

Morimos lentamente cuando olvidamos tener tiempo para nosotros, cuando ya no esperamos que las cosas sean mucho mejores, cuando no sabemos vivir sin un horario, cuando sólo viajamos si hay ofertas de viajes programados, cuando ya no hablamos sino de lo cotidiano.

Morimos poco a poco cuando nuestros pies se pegan al suelo y ya ni nos atrevemos ni a mirar al cielo por miedo a caernos y no poder volver a levantarnos.

Y así nos perdemos lo más hermoso de estar vivos: el sentirnos vivos.

Y la vida pasa rápido, más de lo que pensamos…

Ojalá tuviéramos todos, alguna vez en la vida, la oportunidad de empezar de cero si así lo deseamos, borrando todo aquello que en su día no supimos construir.

desierto

Ojalá todos encontráramos entonces un cálido rincón en donde sentirnos protegidos frente a cualquier adversidad.

Paisaje de montaña

Ojalá fuéramos capaces de disipar, con sólo desearlo, las densas nubes de la duda, el temor, el enfado y la angustia, aquellas que evitan que la luz del sol ilumine la dirección de nuestros próximos pasos.

Mar de nubes

Ojalá tuviéramos siempre presente que somos privilegiados por estar vivos ahora, en este momento, en este lugar y con aquellos a quienes queremos.

Desde el espacio

Ojalá no olvidáramos tan fácilmente que, cuando nos vayamos, por mucho que nos empeñemos, nada nos podremos llevar.

Tags:

Imprimir

21 comentarios

Comments RSS

  1. MARISOL dice:

    QUE BELLEZA DE FOTOS Y QUE BELLEZA DE PALABRAS..MUY REFLEXIVAS. DIOS TE BENDIGA ! PIDO PERMISO PARA COPIARLO EN MI MURO.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top