Charles Courtney Curran, momentos para pensar

Charles Courtney Curran

¿Por qué empeñarnos en medir el tiempo si no podemos controlarlo, pararlo o reiniciarlo a nuestro antojo?. El paso de los años nos atormenta recordándonos que, inevitablemente, lo que somos tarde o temprano desaparecerá. La edad es una estadística terrible que nos cataloga y encajona dentro de la sociedad, obligándonos a cumplir con lo establecido según el escalón en el que nos encontremos.

Hoy, de la mano de la obra de Charles Courtney Curran, (pintor americano, 1861-1942), divaguemos sobre el discurrir inexorable de la vida y disfrutemos de la inmortalidad de los momentos que viven eternamente en sus cuadros.

Charles Courtney Curran

Cuando eres joven te sientes capar de esperar con impaciencia que tus sueños se cumplan. Todo es posible si de verdad crees en ello.

Charles Courtney Curran

Poco a poco las pasiones se serenan y comienzas a buscar sólo aquello que está al alcance de tu mano. La melancolía por “lo que no pudo ser y no fue” comienza a dibujarse en el horizonte. La responsabilidades adquiridas son lo primero y tus pies se vuelven cemento en tu puerta.

Charles Courtney Curran

Llegando a la mitad de tu vida descubres de pronto que has aprendido a entender las consecuencias de tus acciones y que cada camino elegido puede acercarte o alejarte de la felicidad, algo que, reconoces con pesar, te hubiera sido muy útil en el pasado para vivir plenamente tu presente.

Charles Courtney Curran

Pero aún estás a tiempo de segundas, de terceras, de cuartas oportunidades… Resignarse a la tristeza y a la soledad no es una opción, es renunciar a la vida y lo sabes bien.

Tu existencia, la existencia de todos, tiene fecha límite sin posibilidad de reclamación. Olvida las estadísticas y vive con los sentidos bien despiertos. Tu vida es un lienzo sobre el que puedes pintar la más bella y emocionante obra de arte.

Tags:

Imprimir

8 comentarios

Comments RSS

  1. ANDREA NOVA dice:

    ok Andreita para leer y tener en cuenta

  2. Ana Persa dice:

    Aunque Courtney no es de los pintores que prefiero esas imágenes, apuntaladas por las poéticas reflexiones, me hicieron valorar la belleza de la vida, a pesar de su finitud, sin importar a la época a que pertenezcamos. Gracias.

  3. Javier dice:

    Anclados en la puerta, con pies de cemento, como bien dices. Supongo que esa es la forma de vivir de los que soñamos con cosas tantas veces inalcanzables. Sin saber si entrar para asentarnos al fin en la estabilidad del hogar, o si dar un paso fuera para alcanzar los sueños de jovenes.

    Cada edad tiene sus sueños. Es lo que nunca deberíamos olvidar y siempre olvidamos.

    Cada edad tiene una forma de tomar la vida y disfrutarla.

    Serena forma la que has tenido de explicar el avance natural de la vida. Desde la “locura” de la juventud hasta la “estabilidad emocional” de más mayores.

    ¿Sabes? tus textos podrán ser más o menos profundos; ser de animales o de cuadros, pero siempre, SIEMPRE, nos obligan a detenernos y pensar en cómo nos va…

    Gracias.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top