Sophie Anderson, retratos de almas limpias

Sophie Anderson

Sophie Anderson (Sophie Gengembre Anderson) nació en el París del año 1823. Y fue también en París en donde comenzó a estudiar y a desarrollar el talento artístico que corría por sus venas y exaltaba su espíritu. Su pasión: los retratos.

Y es precisamente en alguno de sus retratos en donde hoy vamos a perdernos, evocando en ellos aquellos tiempos en los que mirábamos el mundo con ojos inocentes y esperábamos, sin temor, el devenir de los años, del futuro, de la vida.

Sophie Anderson

Cuando la fragancia de las flores en primavera era suficiente para hacernos soñar.

Sophie Anderson

Cuando la naturalidad simplemente existía sin más, sin pretensión alguna, limpia de recelos, complejos y obsesiones sin sentido.

Sophie Anderson

Cuando la tristeza no duraba mucho porque tras cada pétalo caído aparecía una nueva esperanza.

Sophie Anderson

Cuando aún creíamos que todo era posible si, rogando al cielo, sabíamos pedirlo de corazón…

Los últimos días de la vida de Sophie Anderson transcurrieron en Falmouth, ciudad del condado inglés de Cornualles. Corría entonces el año 1903.

Tags:

Imprimir

10 comentarios

Comments RSS

  1. Javier dice:

    Tierno y evocador, pero… ¡cómo consigues decir tanto en tan pocas palabras y captar tantas sensaciones!… no me cansaré de repetirlo

  2. @ramar dice:

    Hola Carmen…buenas noches por aca, tu siempre tan acertada n tus palabras y esas imagenes.

    Te admiro por esa forma de traducir una imagen o foto…

    Saludos y Te Deseo un ¡Feliz Año Nuevo!

    Saludos de una parte de México…Guerrero….Besos

  3. maite dice:

    Hola Carmen, espero que hayas pasado una felices Navidades y lo que te deseo ahora es un feliz Año Nuevo,lleno de amor , esperanza, y suerte, para que la vida nos dé, un poco de lo que la pidamos.
    Continua emocionándonos con tus palabras y tus imágenes.
    Besitooooooos.

  4. celeste dice:

    HERMOSOS RETRATOS, Y HERMOSA REDACCION DE CADA UNO DE ELLOS, FELIZ AÑO NUEVO, GRACIAS. KOKA.

  5. Sonya dice:

    Bella como en la piedra fresca
    del manantial, el agua
    abre un ancho relàmpago de espuma,
    asi es la sonrisa en tu rostro,
    bella.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top