Con la familia en el Valle de los Monos

Capuchino mono

¡Qué día más agradable y divertido pasamos!. Visitar el Valle de los Monos (La Vallé des Singes en francés), que se encuentra ubicado en las afueras de Romagne, en la región francesa de Poitou-Charentes, (concretamente en el departamento de la Vienne), es una verdadera delicia tanto para niños como para mayores. Recorrerlo sin prisas y en familia se convirtió para nosotros en una experiencia inolvidable que esperamos algún día poder repetir.

Paseando por los senderos de las 15 hectáreas que abarca el “Valle de los Monos” te sentirás, ante todo, en plena Naturaleza. Allí se respira paz, tranquilidad, y apenas se oyen más ruidos que el murmullo de los arroyos y pequeños saltos de agua, el corretear de los animales o, de cuando en cuando, los curiosos sonidos que emiten para relacionarse entre ellos o para defender su comida de algún “vecino” que quiere pasarse de listo…

Entre las prácticamente 30 especies de primates que allí puedes conocer se encuentran: chimpancés, gorilas, lemures, mandriles, capuchinos, monos ardilla, titis, por poner algunos ejemplos.

En fin, ¡una jornada diferente alejados de rutinas, horarios y trabajos pendientes!…

Gelada

¿Sabías que los Geladas macho tienen, en la madurez, en el pecho la forma de un reloj de aren en color rojo?. Por eso son conocidos también como “monos con el corazón que sangra”, o algo así.

¡Y que cariñosos son con sus crías!. No puedes evitar que la ternura te invada cuando los ves cuidándose, mimándose, haciéndose carantoñas sin importar quien esté mirando…

Lemures de cola rallada

Los lemures resultan simpatiquísimos y son muy revoltosos y juguetones. A los niños les encantó verlos así en grupo, sentaditos tomando el sol después de comer.

Saimiri o Mono Ardilla

Vimos también de cerca algunos saimiri o monos ardilla. ¡Qué pequeñitos que son! ¡y qué rápidos de movimientos!.

Gorila sentado

Eso si, a pesar de haberlos visto ya en otros parques, lo que más me sigue impresionando es la seriedad y parsimonia de los gorilas, ¡y como te miran!. Menos mal que entre gorilas y turistas hay un arroyo de por medio, que no me parece a mí que les haga mucha gracia que los observen mientras comen o descansan.

Visita el Valle de los Monos si tienes ocasión, ¡merece la pena!.

Tags: ,

Imprimir

9 comentarios

Comments RSS

  1. @ramar dice:

    Hola…k gusto saber de ti….

    Saludos y como siempre todo bello….y reales imagenes..gracias por compartir tu viaje…

    Abrazos Méxicanos……….xhaito…..

  2. Victoria dice:

    Espectacular! gracias por compartirlo.
    ¿No es genial la naturaleza?

  3. María dice:

    Gracias por permitirnos conocer el mundo, con sus bellos paisajes, la vida animal, espectaculares fotografías de diferentes paises, sin salir de casa.
    Todo hermoso, God bless you!
    *los gorilas y los lemures estan lindos*
    CIAO

  4. alejandra dice:

    hola quisiera decir que esto es genial y quisiera que nunca se acabe, ni cuando se acave el mundo…. tampoco quisiera que se acabe el mundo!!-
    bueno tengo muchas cosaas q decir pero no voy a decir todo jjajajjajajaja!!-

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top