La construcción del Monte Rushmore

Monte Rushmore

El Monte Rushmore. ¿Lo conocéis? Sí, ese que tiene esculpidas las caras de cuatro presidentes norteamericanos y que se encuentra en Keystone, Dakota del Norte, en Estados Unidos. Desde su cima fijamente nos miran los ex-presidentes George Washington, Abraham Lincoln, Thomas Jefferson y Theodore Roosevelt, cuatro de los más emblemático mandatarios que ha tenido la historia de aquel país.

¿Os imagináis en los grandiosos trabajos que supondrían esculpir en la montaña y que salieran con tal perfección? la altura, los medios, el detalle, las injerencias del tiempo… Pensad que el memorial tiene más de 5 km2 de terreno, que cada cabeza mide la friolera de 18 metros de altura y que de media, la nariz de cada una de las tallas mide unos 6 metros de largo. Con tales datos, se me ocurrió indagar un poco en lo que supusieron aquellos trabajos, y en su Historia…

Monte Rushmore

El Monte Rushmore, antes de ser esculpido

Gutzon Borglum fue el pensador y escultor de semejante obra. Un artista que, por encima de todo, quería dejarle un legado al mundo que sobreviviera a su muerte, un monumento que dejara constancia de su trabajo y capacidad y que lo hiciera aparecer como una de las grandes figuras del arte contemporáneo norteamericano.

Monte Rushmore

Borglum eligió el Monte Rushmore, de 1.725 metros de altitud, por su formación geológica de granito fino. Aún así tuvieron que quitar muchas capas de auténtica roca que ocultaba el material sobre el que esculpirían las cabezas, casi 450.000 toneladas de piedras de las cuales aún muchas están al pie de la montaña. El proyecto comenzó en el año 1927 con una maqueta inicial hecha en yeso a escala 1:12 que aún se conserva en su museo. La idea sería tallar la montaña cabeza por cabeza, comenzando por la de Washington.

Monte Rushmore

A medida que se iba acabando una de las caras, se iba comenzando con la siguiente. Hicieron falta voladuras de dinamita muy precisas y 400 obreros trabajando colgados desde la cima. Tal era la precisión y perfección que quiso Borglum que para dotar de “vida” a las tallas, incluso las pupilas se hicieron con un tipo de granito diferente de unos 56 cms. de largo con la especial característica de que al incidir en ellas la luz del sol, ésta resaltaba sobre el conjunto de sombras que formaba el resto de partes de la cara.

Monte Rushmore

14 años duró la colosal obra, y curiosamente, Borglum no pudo verla finalizada totalmente. Falleció el 29 de marzo de 1941, apenas siete meses antes de que se acabara. En ese tiempo fue su hijo, Lincoln Borglum quien se encargó de los ajustes finales hasta su inauguración, el 31 de octubre de 1941.

Monte Rushmore - cámara secreta

Valga una curiosidad: en el monte se construyó una cámara secreta. Su puerta de entrada se ve justo en la cima, tras las cabezas. Esta especie de cámara estaba ideada en un principio para servir de museo nacional en el que se incluyeran documentos considerados históricos como la Constitución o la Declaración de Independencia, así cómo bustos de grandes personajes de la historia americana. Desgraciadamente la falta de fondos y el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, así como el temprano fallecimiento de su ideólogo acabó con este proyecto.

En su recuerdo, en 1998, el servicio de Parques Nacionales de Estados Unidos, en la entrada de aquel lugar dejó una caja sellada con dieciséis paneles de porcelana tallada conteniendo la Declaración de la Independencia, la Constitución, la Carta de Derechos, una biografía de Borglum y la historia de los presidentes y todo ello bajo una cubierta de granito oscuro con una inscripción sacada de los sueños de Gutzon Borglum…

“….coloquemos allí, tallado en lo alto, lo mas cerca del cielo que podamos, las palabras de nuestros líderes, sus rostros, para demostrar la prosperidad qué estos hombres nos dieron. Entonces hagamos un rezo, que estas inscripciones aguanten hasta que solamente el viento y la lluvia los lleve lejos.”

Tenéis más imágenes históricas en: fotos para la Historia.

Foto principal vía Wikipedia – Dean Franklin.
Foto vía: news.nationalgeographic.com

Tags: ,

Imprimir

1 comentario

Comments RSS

  1. Lourdes Veliz dice:

    Es realmente halagador que alguien sea capaz de hacer una obra tan magistral de una roca y si la roca es dura como lo es el granito, que es una de las mas duras del mundo , a una altura como esa, la tecnologia no era la de hoy porsupuesto, trabajaban amarrados por la cintura sin un gran sistema de seguridad, tuvieron que enfrentar la incmprension de algunos la falta de recursos, pero siguieron trabajando seguro que con mucho amor porque Gutzon Borgium era todo energia, fuerza y entusiasmo aunque no hablaba mucho. Mucho se ha dicho de el porsupuesto en bien y en mal pero yo prefiero pensar que fue un gran artista, un gran trabajador y un creyente, Lourdes

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top