Fotos National Geographic: la niña afgana

Nunca antes una foto había reflejado tan bien el antes y el después de una vida humana. Hace 17 años en la portada de la National Geographic apareció un primer plano de una niña afgana de ojos verdes y tez morena, vestida con un sari rojo. Aquella cara de niña ensombrecida por el horror de la guerra impactó al mundo, hasta el punto que se recibieron más de 2.000 cartas de lectores interesándose por la vida de Sharbat, la niña afgana que fue fotografiada por Steve McCurry en un campamento de refugiados afganos en Nasir Bagh, en Pakistán. Sus padres habían muerto durante los bombardeos de los soviéticos a Afganistán en 1985, y había tenido que huir junto a su Abuela y su Hermano.

Años después, McCurry comenzó la búsqueda de la niña de quien ni tan siquiera sabía el nombre. Con la ayuda del FBI, en el año 2002 la encontró. Sharbat Gula se casó poco después de aquella primera fotografía y tuvo cuatro hijos, uno de los cuales murió al nacer. En su rostro ya no había la misma mirada triste, sino una mirada de odio al mundo. Un rsotro duro curtido por la dureza del mundo que le ha tocado vivir, por el hambre, por la pobreza y por las continuas guerras en su país…

La portada de la National Geographic de ese año, el 2002, se ha convertido en la portada más vista en los 114 años de existencia de la revista.



46 comentarios

  1. Adriana Castro dice:

    Luego de ver la fotografía y de leer los comentarios, solo me queda una inquietud ¿Que hizo la revista NG por esta niña luego de ganar millones de dólares por la modelo de la portada de la revista más vendida en los últimos 100 años? ¿Cuánto gana una top model por esto en el mundo, en cualquier otra revista? así como se tomaron el tiempo para buscarla para una segunda fotografía ¿también la buscaron para entregar los dineros que le correspondía por posar para la revista?
    Ver las desgracias de los demás y darse el tiempo para sensibilizar la humanidad es muy fácil pero, sería mejor ver que una revista tan importante a nivel mundial hacer su gestión de responsabilidad social y muestre al mundo como una fotografía le cambia la vida a una mujer que cuando siendo niña lo que necesitaba no era la compasión, sino la caridad podían ayudarla y evitarle tanto sufrimiento.
    Sería mejor dejar de criticar y respetar la dignidad de los demás que por desgracia nacieron en un país violento, en el lugar y momentos equivocados, así como nos tomamos el tiempo de opinar tomemos el tiempo de ayudar y este mundo sería mucho mejor. Si ayudas a una persona indirectamente estas ayudando a su entorno familiar. Multipliquemos nuestra caridad.

  2. Ana dice:

    Yo recuerdo haber visto esa portada de NG en mi casa, cuando yo era una niña, y me impacto muchisimo… Es increible que pasa el tiempo como agua entre los dedos… No son los afganos menos que nosotros para sufrir mas, todos merecemos sufrir igual porque nuestra condicion delante de Dios es la misma cuando no le conocemos…

  3. karen dice:

    hola no manches esa niña tiene lso mismos ojos q yo perecen una copiaaaaaaaaaaaaa wow

  4. ROS dice:

    no me parece que sea la misma persona y los ojos de ambas me transmiten sentimientos totalmente distintos…la mirada de la niña es muyyyyyy fuerte!!! no veo dodio como he leído acá en los de la mujer….por algo somos individuos, nada es igual a los ojos del otro…

  5. natalia dice:

    yo creo que la foto si es buena y me imagino cuanto dinero ganaron con la venta y publicacion de esta pienso que si algo le hubiese llegado a esa mujer de seguro su mirada no hubiese cambiado como paso ,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top