Venecia en fotos

Canal de Venecia

Novia bizantina. Venecia es esa chica que se queda en un puerto donde una vez atracaron tus sentidos, y de donde partieron tus recuerdos. Es esa ciudad capaz de arrancar suspiros de nostalgia, que no quieres volver a ver porque aún queda mucho por conocer en el mundo, pero que, sin embargo, no deja de llamarte con cantos de sirenas para embelesarte, para adorarte, para reposar contigo y acariciarte entre sábanas de seda.

Mágica, misteriosa, histórica, triste y nostálgica. Adjetivos que la califican y que ansioso, quieres compartir con quien más quieres. Porque Venecia, además, es generosa, porque le gusta compartirte, y que llegues a ella de la mano de alguna otra chica, enamorado, para que le brindes tu amor, para que lo cantes a los cuatro vientos mientras desde las calmas aguas de sus canales, te acompañan sus susurros intemporales haciendo el coro de tu melodía.

Navegando Venecia

Oculto entre las luces y sombras de su pasado, van surgiendo los primeros compases de esa romántica canción, los que arrancan esos primeros quejidos, y que te muestran a Venecia como la más alegre si vas de la mano, pero la más triste si la ves a solas…

Que profunda emoción

recordar el ayer

cuando todo en Venecia me hablaba de amor

ante mi soledad

en el atardecer …”

Gondolas en Venecia

“…tu lejano recuerdo me viene a buscar

que callada quietud

que tristeza sin fin

que distinta Venecia si me faltas tu

una góndola va

cobijando un amor

el que yo te entregué dime tu donde está…”

Sí, Venecia está llena de tópicos: las góndolas, los puentes, las máscaras de Carnaval… pero Venecia es mucho más que eso. Venecia es pura canción que habla de amor…

Plaza de San Marcos en Venecia

La Plaza de San Marcos dibuja entre arcos esos sueños idílicos que siempre desea uno, ese amor verdadero, ese romanticismo más exacerbado, ese amor más exigente. Allí, entre las columnas míticas de su puerto, se dibujan ante nuestros ojos años de imperio marítimo, historias belicosas y a veces trágicas. Y allí desde las terrazas de la Basílica, o desde los ventanales del Campanile, nuestra mirada se pierde en su mar, buscando ese barco que a veces no sabemos si llega cargado de sentimientos, o si se marcha lleno de recuerdos.

Campanile en Venecia, reflejo sobre el agua

Tags: ,

Imprimir

8 comentarios

Comments RSS

  1. EDGARDO JUAREZ VILLALTA dice:

    mi nombre es edgardo soy del PERU/LIMA,venecia es mi sueño que aun no se hace realidad,es la ciudad mas hermosa que he podido apreciar en fotos y en peliculas.gracias…italia

  2. y pensar q estabas alla amor de mi vida

  3. Luis Acuña Palavicini dice:

    Gracias Dios mío por permitir que los gestores de esta página proporcionen a millones de personas de todas las latitudes de la posibilidad de “conocer y visitar” aunque sea en forma virtual los más bellos paisajes del mundo; especialmente quienes no tenemos posibilidades de verlos in situ.
    Cajamarca, Perú, diciembre de 2010

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top